Casi 2 mil automovilistas detenidos en 2019 por conducción peligrosa

En el periodo comprendido entre el 1 de enero al 22 de septiembre de 2019, un total de 1 mil 610 personas han sido detenidas por conducción peligrosa, según los reportes de la División de Tránsito Terrestre de la Policía Nacional Civil (PNC).

En lo que va del presente año, las autoridades de Tránsito registran 14 mil 361 accidentes automovilísticos, en donde las tres principales causas son la distracción del conductor, invasión al carril contrario y no respetar las señales de tránsito.

A consecuencia de estos hechos,  984 personas han fallecido y 7 mil 776 lesionadas.

En las últimas 24 horas las autoridades han detenido a 8 personas por conducción peligrosa y se han registrado 45 accidentes, dejando como resultado 1 fallecido y 21 lesionados.

Estados Unidos anuncia controversial medida para dinamizar industria automotriz

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, busca potenciar la industria automotriz en mediante la prohibición que al estado de California que cree sus propios estándares para las emisiones de vehículos.

El objetivo de Trump  es “producir automóviles menos costosos” y “sustancialmente MÁS SEGUROS”.

Por lo tanto, aseguró que con esto se podrá sustituir “autos más viejos, altamente contaminantes”, por otros “nuevos, extremadamente respetuosos con el medioambiente.

El presidente afirmó que además que su medida traerá “¡TRABAJOS, TRABAJOS, TRABAJOS!”, evitando que California “se quede sin negocio”.

La Casa Blanca se dispone además a eliminar la estricta regulación establecida por el demócrata Barack Obama sobre los estándares de Combustible Económico Promedio Corporativo (CAFE, en inglés).

Usando su autoridad para establecer objetivos de emisiones, California había fijado estándares aún más estrictos que requerían que la industria automotriz concibiera vehículos de cero emisiones, incluidos híbridos enchufables, vehículos eléctricos de batería pura y automóviles impulsados ​​por hidrógeno.

En un tuit de respuesta, el gobernador demócrata de California, Gavin Newsom, aseguró que la medida de la Casa Blanca “le costará a los consumidores 400 000 millones de dólares” y disparará las emisiones contaminantes. La cifra aportada por Newson supondría 10.000 dólares por habitantes.

California ya ha presentado esfuerzos legales para evitar dicha medida. Otros 13 estados que habían adoptado regulaciones tan estrictas como las suyas -Oregon, Washington, Colorado, Maryland, Pennsylvania, Delaware, New Jersey, New York, Connecticut, Rhode Island, Massachusetts, Vermont y Maine- podrían unirse al estado.

Teniendo en cuenta la mala calidad del aire en ciudades como Los Ángeles, el gobierno de Obama le había otorgado a California la autoridad para establecer estándares más estrictos. Respondiendo a los informes de que la Casa Blanca se estaba preparando para eliminar esa exención, Newsom hizo público un comunicado advirtiendo que la medida “podría tener consecuencias devastadoras para la salud de nuestros hijos y para el aire que respiramos».

El gobierno está involucrado en una “cacería de brujas contra California y los fabricantes de automóviles”, expresó la Unión de Científicos Preocupados, un grupo de defensa sin fines de lucro, haciendo suya una frase que Trump aplicó a menudo a la investigación de la Trama Rusa.

A principios de este mes, el Departamento de Justicia anunció una investigación antimonopolio sobre el acuerdo alcanzado por cuatro fabricantes de automóviles, Ford, VW, Honda y BMW, con los reguladores de California, que los obligaría a cumplir con estándares de emisiones y kilometraje más estrictos de lo que se espera que establezca la administración Trump.

En julio pasado, el presidente atacó directamente este acuerdo con California, en un tweet que decía: “Henry Ford estaría muy decepcionado si viera a sus descendientes modernos querer construir un automóvil mucho más caro, que es mucho menos seguro y que no funciona bien, porque los ejecutivos no quieren luchar contra los reguladores de California”.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA, en inglés), una de las dos oficinas encargadas de regular los estándares federales de millaje, inicialmente descalificó del acuerdo entre los fabricantes de automóviles y la Junta de Recursos del Aire de California, considerándolo un “truco de relaciones públicas”.

El debate sobre los estándares federales actuales de economía del combustible se remonta mucho antes de las elecciones de 2016. Si bien la industria automotriz llegó a un compromiso desde el principio con la administración Obama, estableciendo un objetivo de 54.5 millas por galón para 2025, el acuerdo exigía una “revisión a medio plazo” que exploraría si este objetivo seguía siendo factible. Con el rápido cambio de automóviles de pasajeros a camionetas y vehículos utilitarios menos eficientes en combustible, varios fabricantes de automóviles comenzaron a presionar para una reversión, una solicitud que Obama rechazó.

Inicialmente, algunos de esos fabricantes apoyaron el plan de la administración Trump para llevar a cabo su propio análisis. Pero la revisión preliminar del año pasado revelada conjuntamente por la EPA y la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico de Carreteras fue mucho más allá de lo esperado, y recibió poco apoyo de la industria.

En junio, 17 fabricantes de automóviles enviaron una carta a la Casa Blanca instándola a no retroceder tanto.

Varias encuestas, una de ellas realizada por la entidad sin fines de lucro Unión de Consumidores, han encontrado un fuerte apoyo público para aumentar los objetivos en la economía del combustible. En los últimos días, fuentes del gobierno han indicado que las revisiones finales de CAFE verán menos retrocesos que los descritos en 2018, según un reporte de NBC News.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, estima que cada año mueren de consecuencia de la contaminación ambiental 4,6 millones de personas en todo el mundo. Esta contribuye al calentamiento del planeta, un proceso que provoca cambios severos y extremos en el clima como más sequías e inundaciones y tormentas más intensas.

GT1 en carrera nocturna, inaugurará el 2020 en El Jabalí

Lo que muchos amantes del deporte motor habían añorado desde hace varios años, se ha concretado: La GT1 está de vuelta en El Salvador.

La administración del Autódromo Internacional «El Jabalí», se encuentra en los últimos detalles para llevar a cabo la histórica carrera, programada para el 29 de febrero y 1 marzo de 2020.

De acuerdo a la información oficial, la primera fecha del Campeonato Centroamericano GT1 2020 será nocturna. El primer hit será en la tarde-noche del sábado y el domingo durante el día.

Para el evento ya están confirmados los pilotos Carlos Zaid con su Ferrari, Mauricio Roque con su Porsche, Rolando Saca con su nuevo Audi R8 y los hermanos Ramos de Guatemala, ambos en Porsche.

Carlos Zaid en Ferrari F458
Mauricio Roque en Porsche 911
Rolando Saca / Audi R8.

Esperaremos la confirmación en los próximos días del “Hernández Racing Team”, que con su Jaguar XKR poseen el récord de pista actual en El Jabalí, seguramente el campeón del pueblo, Víctor Tarazi Jr a bordo de su Camaro Z-28, no querrá quedarse fuera de esta histórica carrera y demostrará que “la casa se respeta”.

Víctor Tarazi Jr, liderando el pelotón con su Camaro.
Juan Diego Hernández liderando la carrera en su Jaguar y atrás Carlos Zaid en su Ferrari.
Hermanos Ramos / Porsche.

Sin duda alguna el 2020 depara cosas grandes en el automovilismo salvadoreño y centroamericano, esto luego del regreso de la GT1  que estuvo tantos años de letargo en el autodromo más competitivo y difícil del área, nos referimos a «El Jabalí». Esta carrera revivirá aquellos momentos de viejas glorias, a los cuales estaba acostumbrada la afición.

Estaremos a la expectativa de otros pilotos centroamericanos activos que seguramente estarán motivados a participar en esta fecha, que de manera estelar dará por iniciado el campeonato 2020 de automovilismo en el Autódromo Internacional El Jabalí.