Fábrica BMW suspende operaciones por dos trabajadores borrachos

Interrumpir durante 40 minutos la producción de una fábrica de carros, de la que salen 1.000 vehículos diarios, supone un trastorno enorme, cuyas consecuencias económicas son realmente importantes.

 

Oficinas BMW.

Oficinas BMW.

Según Bild, los operarios de BMW habrían aprovechado su descanso para tomar alcohol y diferentes sustancias ilegales. Al regresar a su puesto de trabajo estos se habrían desvanecido, obligando a detener a toda la cadena de montaje y a solicitar la ayuda de los servicios de emergencia para ser atendidos. Imaginamos que, tras el suceso, ese habrá sido el último día de trabajo de ambos en la fábrica de BMW en Múnich.

 

Mientras tanto, y aunque las pérdidas no lleguen al millón de euros al que apuntaban los medios alemanes, podemos imaginarnos la importancia de las pérdidas y el trastorno generado tras haber tenido durante 40 minutos la producción interrumpida.

Planta BMW.

Planta BMW.

A este paso los humanos seguimos poniéndoselo fácil a las máquinas, que más temprano que tarde nos sustituirán en muchos trabajos, empezando por muchas tareas que actualmente llevan a cabo operarios en las fábricas de coches. Máquinas que ni se emborrachan, ni la lían, como estos dos operarios.

 

Fuente: Diariomotor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.