En Holanda será permitido pagar con sexo las clases de manejo 

En un razonamiento emitido por el ministro de seguridad Ard van der Steur de Holanda, determinó que “ofrecer clases de conducir a cambio de sexo no puede considerarse como prostitución”, por lo tanto las autoridades permitirán esta práctica, siempre y cuando no se involucren menores de edad.
“Al fin y al cabo, los actos sexuales en este caso no se estarían pagando con dinero, sino con clases de conducir”, dijo el funcionario, quien dio un veredicto desde que el año pasado se abrió una investigación contra una escuela de manejo de Rotterdam que ofrecía clases a cambio de sexo.
El periódico El Mundo, de España, publicó que autoridades de gobierno abrieron una investigación desde 2014 cuando surgió una publicación en Internet en donde el anunciante decía “¡hola, bonitas mujeres (sin carné de conducir)! Soy un hombre soltero y tengo mi propia autoescuela. A ella pueden acudir mujeres bonitas para sacarse el carné”.
El mensaje añadía que la candidata elegida debía asistir a las clases “vistiendo ropa caliente (sexy) como medias con ligas”. La propuesta aparecía en una página de contactos sexuales denominada SexJobs, en la que además había otros anuncios de mujeres que ofrecían su cuerpo a cambio de las clases.
“Busco un profesor de conducir en la zona de Nijmegen. Tengo 19 años, soy blanca y rubia, delgada con curvas, copa B de sujetador, cintura fina… Muy sexy. Muy buena en sexo oral y amante de los hombres salvajes”, proponía una joven que pretendía sacar su licencia de conducir de esta manera.
El ministro de Seguridad no vio inconvenientes en que hubiera sexo de por medio en la enseñanza de manejo, pero no estuvo de acuerdo con que la iniciativa viniera de parte del interesado en recibir las clases. “Es importante que la iniciativa salga del instructor, que ha de centrarse en ofrecer clases. Luego, el pago se realiza mediante actos sexuales”, aclaró van der Steur.
El político dijo además que la prostitución comienza “con una oferta sexual de una prostituta a cambio de un pago”.
Por su parte, la asociación de vendedores de automóviles Bovag, pidió al gobierno que tome medidas para acabar con esta práctica que podría afectar a menores de edad, pues la ley permite que jóvenes de 16 años obtengan permiso para conducir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.