Clientes demandan a Ford por calentamiento en el Mustang Shelby GT350

Mustang Shelby GT-350

Mustang Shelby GT-350

Al parecer el Ford Mustan Shelby GT350 es una bestia ideal para las ‘canyon roads’ pero no es todo lo seguro que debería ser en un circuito. Varios propietarios del deportivo americano han dirigido una demanda colectiva a Ford por fraude y violación de la garantía alegando que no es seguro utilizarlo a velocidades altas.

Aluden a una transmisión defectuosa y el sobrecalentamiento de los diferenciales traseros y a una drástica pérdida de velocidad y potencia. En octubre de 2016 se llamaron a revisión en Estados Unidos, Canadá y México alrededor de 8.000 unidades del Mustang GT350 y del Mustang GT350R debido a un fallo en el tubo de refrigeración del aceite del motor, que en casos extremos, podría incrementar el riesgo de incendio.

 

Tal y como refleja la demanda emitida en Florida, Ford ha vendido estos vehículos como coches diseñados para mantener altas velocidades, pero algunos propietarios de modelos de 2016 han informado que el sobrecalentamiento de la transmisión y los diferenciales merman la velocidad en pista del Shelby GT350.

Ahora reclaman la devolución íntegra de su dinero (alrededor de 40.000 euros), ya que alegan que Ford conocía este defecto y continuó comercializando estos modelos. En la demanda se especifica que hay montones de denuncias de consumidores que afirman que sus Shelby GT350 les han puesto en peligro.

 

Motor V8 del Mustang Shelby GT-350

Motor V8 del Mustang Shelby GT-350

El fallo en el denominado Track Pack -antes un extra de 6.500 dólares y ahora de serie- incluye la suspensión Magneride, refrigeración adicional para la transmisión y el diferencial, algunos elementos aerodinámicos específicos o una barra estabilizadora frontal de aluminio. Es precisamente este sistema el que informan que es defectuoso.

 

Fuente: Motorpasión

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.