Internacionales

En las concesionarias no lo atendieron por su forma de vestir, compró una Harley de $24,000

por  | 

Un anciano de Tailandia, de nombre Lung Decha, es el vivo ejemplo de lo mal que está el mundo almjizgar por las apariencias, cuando fue a varios concesionarios de motocicletas mientras vestía una sucia camisa de gran tamaño, pantalones desgastados y sandalias.

El hombre fue de una tienda a otra, y en todas fue ignorado por los trabajadores, quienes lo veían con desprecio, y probablemente asumiendo que era un indigente que no tenía el dinero para comprar nada.

De repente, dio con el lugar perfecto, una concesionaria donde lo trataron con hospitalidad y paciencia. Y de acuerdo a distintas fuentes, en 10 minutos el hombre ya había tomado una decisión y dijo: “me llevo esa”, y señaló una asombrosa Harley-Davidson de aproximadamente 24 mil dólares.

Revisando el juguete que escogió.

Revisando el juguete que escogió.

Decha es un mecánico honesto y diligente que se ha retirado parcialmente del trabajo. Él no fuma, no bebe o juega. En cambio, después de trabajar duro durante toda su vida, decidió usar sus ahorros para comprar su motocicleta de ensueño.

Ahora su historia es compartida en redes sociales, y ha hecho de mucha publicidad al lugar donde por fin pudo comprar su juguete. Los demás vendedores que lo rechazaron se han de arrepentir bastante.

Gran ejemplo con su sueño alcanzado.

Gran ejemplo con su sueño alcanzado.

Fuente: La Guía del Varón

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *